27 de mayo de 2009

Miguel Bernard, justiciero de España.

Este señor podría ser el doble de Carod-Rovira, o incluso de Charles Bronson en una peli de esas de luchar contra el sistema, dando ostias a malsalva.
Pero no, es el presidente de "Manos Limpias", (un sindicato sin representantes en ninguna empresa). Uno de esos iluminados con una misión divina: Sentar a Garzón ante los tribunales. Ya lo intentó por lo del GAL, por lo que le hizo al pobre Pinochet, y ahora por investigar las desapariciones y crímenes de la guerra civil.


Hoy este nostálgico de la ultraderecha, (ex responsable de Fuerza "Nueva") por fin sonríe. Ha cumplido la misión que le mismísimo Yavé le encargo, desde un madroño en llamas del Valle los caidos:
¡El supremo ha admitido su querella contra Garzón!

Y la COPE lo celebra con sacro-fuegos artificiales, "¡San Miguel Bernard! ¡Cano-niza-ción, cano-niza-ción!" Porque siempre es preferible celebrar , que hablar de los 308.000 euros que tienen que acoquinar para cubrir la fianza del Fede, del Vídal y de la Cristina López Schlichting, que pudimos ver en Salvados dedicando el Micro-botillo de Oro a Benedicto (16)
¡Qué la había costado brindárselo al señor Montes y los médicos de Leganés!

El tribunal supremo dice que NO considera "absurda ni irracional" la querella de Miguel Bernard, pero yo creo se ha ganado con creces un pequeño hueco en el corazón de todos los AMANTES DE LO ABSURDO.
Le propongo como absurdo y paranormal del año, "Justiciero de España, por la gracia de Dios"

3 comentarios:

ornitorrinco dijo...

¿Para cuándo un Gran Hermano con toda esta fauna, en el que el ganador sea, simplemente, el que sobreviva?
¡Qué país, Señor...!

Atrapao dijo...

Ya existe, se llama supervivientes.
Aunque está fauna es especial, rompería índices de audiencia a pesar de tener que emirtirlo en horario protegido...

Anónimo dijo...

Dos tiros habría que pegarle.