12 de abril de 2009

El Casting de Sustitutos para las Mañanas de Federico

Al parecer APARTAN al pequeñín de las ondas.

Un gran persona que conozco, siempre dice que lo único que le despierta por las mañanas, cuando conduce camino del curro, es escuchar al Jiménez.
Dice que la mala ostia le empieza a subir, a subir, a apoderarse de su cuerpo, hasta que "el sueño" asustado e impotente huye de su persona.
Lo siento por ti Arroyo, pero estoy seguro que los de la COPE se esforzarán por encontrar a un perturbador que este a la altura. (como Galindo, Miniyo, Áz-nar, o Pablo Motos)

En cualquier caso desde aquí proponemos 10 posibles incendiarios, que se dediquen a sermonear con legua viperina sobre el fin del mundo, a calentarnos la cabeza con verdades absolutas y a poner a parir a la izquierda e incluso a la derecha, ¡POR QUÉ SÍ!
Ahí van los candidatos.

Casting sustitutos Federico Jimenez Los santos

1. POZI - Y su personal punto de vista de la realidad, "te has fumao un porro?"
2. LA PITONISA LOLA - Agotadas existencias de velas negras
3. HANNIBAL LECTER - No sólo tiene buen gusto, sino una buena digestión.
4. BELÉN ESTEBAN - Nadie mejor que ella para dar voces.
5. CARTMAN (de South Park) - Por su léxico, su estatura y ser un cabrón-hijo-puta.
6. ARNOLD (a secas) - Programado para perseguir, despreciar, humillar y eliminar.
7. ISABEL SAN SEBASTIÁN ENFARLOPADA - pues eso.
8. CARMEN DE MAIRENA - "El Zapatero ese me va comer to el ...."
9. LA REINA SOFÍA - con un par de tequilas....
10. POCOYO - Mi opción favorita. Y de contertulios a Pato y Eli. ¡Dios mio qué programón!

Hagan sus apuestas....

2 comentarios:

Jack A. dijo...

Ojo con este tema, A ver si nos la quieren colar como los del Intermedio con el tema de la becaria. De todos modos hay tropocientos candidatos....Curri Valenzuela, Jordi Gonzalez, Cuca G. Vuesa...cualquiera del grupo de Sarda y Cia, Adriansens, Joeje Javier Vazque (ex tomatero), cualquir contertulio y/o invitado de DEC....y así haste el infinito y mas alla.

Atrapao dijo...

Llevas razón compañero, lo peor no es que haya muchos, si no que hay demasiados